El Régimen Escocés Rectificado

Los orígenes y los objetivos de este régimen en concreto son muy antiguos, e incluso muy poco conocidos para algunos de aquellos que ostentan el título de Masón. 

Se trata de un sistema que ha perdurado a través de los tiempos y los acontecimientos, situaciones que de alguna manera han ido moldeando y extraviando la sociedad. Una sociedad que se ha ido envileciendo con el  consiguiente detrimento de sus valores, una nueva era que ha hecho de la permisibilidad y la tolerancia malentendida su máxima que todo lo cubre y justifica. Podríamos decir sin temor a errar, que el Régimen Escocés Rectificado es de las pocas organizaciones históricas que quedan y que conservan usos, costumbres y tradición con todo su rigor y adherencia.

La filiación caballeresca de la Masonería fue enunciada el 21 de marzo de 1736 por el caballero escocés Andrew Michael Ramsay, que pronunció un célebre discurso en París con el que difundió la leyenda que une la Masonería con la época de las cruzadas. El sistema de Ramsay, católico, miembro de la Royal Society y preceptor del príncipe Carlos Estuardo, añadía a los tres grados gremiales los de escocés, novicio y caballero templario.

Tal fue la influencia de su discurso que, en 1782, había ya más de 400 altos grados. Ello llevó a que este mismo año masones de toda Europa acudieran a la localidad de Wilhemsbad a celebrar un convento para aportar cuantos documentos tuviesen en su poder para examinar la legitimidad estos ritos y de la supuesta filiación con el Temple.

Entre 1.774 y 1.782, dos grupos de masones de Lyon y Estrasburgo, entre los cuales podemos citar a Jean y Bernard de Turkheim y Rodolphe Saltzman (Estrasburgo) y sobre todo a Jean-Baptiste Willermoz (Lyon) quién fue el alma pensante, trabajan intensamente en Francia para gestar lo que hoy en día conocemos por Régimen Escocés Rectificado. 

Desde el punto de vista formal, el Régimen Escocés Rectificado tiene tres orígenes; desde el punto de vista espiritual, tiene dos fuentes o inspiraciones. 

En cuanto a la estructura y simbolismo tanto masónico como caballeresco, los tres orígenes del Régimen son:

1. La Masonería francesa de la época, con su proliferación de los grados más diversos (Willermoz los conocía todos y practicó muchos de ellos) y que una vez depurada, sería estructurada hacia 1786-1787 en un Sistema que llevaría más tarde el nombre de "Rito francés", con sus tres grados y cuatro órdenes; sin olvidar los diversos grados cuya combinación constituye lo que se ha venido a llamar el "escocismo". 

2. El Sistema propio de Martínez de Pasqually, personaje enigmático aunque inspirado, al que tanto Willermoz, como Louis-Claude de Saint-Martin, reconocieron siempre como a su Maestro, denominado "la Orden de los Caballeros Masones Elegidos Cohens del Universo".

3. La Estricta Observancia, también dicha "Masonería Rectificada" o "Reformada de Dresde", sistema alemán en que el aspecto caballeresco primaba absolutamente sobre el aspecto masónico, y que pretendía ser, no ya la heredera, sino además restaurar la antigua Orden del Temple abolida en 1312.

Las dos fuentes espirituales son:

LA DOCTRINA "ESOTÉRICA" de Martínez de Pasqually cuyo contenido esencial versa sobre el origen primero, la condición actual y el destino último del hombre y del universo.

LA TRADICIÓN CRISTIANA indivisible, nutrida por las enseñanzas de los    Padres de la Iglesia

A pesar de lo que algunos hayan afirmado, estas dos doctrinas, no solo no se contradicen, sino que se corroboran mutuamente.

Todos los textos prueban una perfecta ortodoxia, que a la vista del conjunto de las distintas confesiones cristianas existentes, demuestra que el Régimen Rectificado, lejos de dividir a los cristianos los reúne.

Partiendo de aquí, Willermoz dio a su Sistema o Régimen una arquitectura concéntrica, organizándolo en tres clases sucesivas cada vez más interiores al igual que más secretas, siendo desconocida la actividad de cada clase interior por la que le era exterior. Por otra parte, dotó el recorrido iniciático desarrollado de grado en grado, de una enseñanza doctrinal progresivamente más precisa y explícita, gracias a las “Instrucciones” que forman parte integrante del ritual de cada grado.

El Régimen Escocés Rectificado, es un Sistema Masónico y Caballeresco, creado en Francia durante el último cuarto del siglo XVIII, este se conserva íntegro de acuerdo al texto de su Constitución original (Código masónico de las Logias Reunidas y Rectificadas y Código general y reglamentos de la Orden de los Caballeros Bienhechores de la Ciudad Santa "C.B.C.S." de 1778).

Este régimen está estructurado en tres clases:

La primera clase corresponde a lo que generalmente se conoce  como masonería simbólica y dividida en dos partes: la masonería azul o logias azules que comprenden los tres primeros grados denominados aprendiz, compañero y maestro, y por otro lado la masonería verde o logias verdes, donde se confiere el grado de Maestro Escocés de San Andrés que culmina y completa la clase simbólica.

La segunda clase corresponde a la Orden Interior y que comprende dos niveles: el Escudero Novicio y al Caballero Bienhechor de la Ciudad Santa, y como se desprende de su denominación su origen radica en las Ordenes de Caballería de carácter cristiano.

La tercera clase que data del siglo XVIII, la de la Profesión, donde los Caballeros que la componían se dividían en dos categorías: los Profesos y los Grandes Profesos. Ambos se reunían en lo que se denominaba el Colegio metropolitano, estando sus tareas principalmente destinadas al estudio, a la meditación y a profundizar en la doctrina expuesta en los textos conservados para con ello,  vivificar la Orden tanto por sus conocimientos como por su ejemplo de vida.  Esta clase al parecer desaparecida, en caso de existir lo haría como lo hacía en su origen con una existencia muy discreta.

El Rito Escocés Rectificado es un rito masónico exclusivamente cristiano y más precisamente trinitario. La masonería rectificada se define en torno al Rito y Régimen Escocés Rectificado. El Rito es la práctica de los rituales, mientras que el Régimen es la estructura que da forma a dicha práctica ritual. Sin ser un rito especialmente numeroso, se practica comúnmente en Europa, Canadá, los Estados Unidos, y en mucha menor medida en América Latina y en África.

Esta exclusividad, que pudiera llegar a sorprender, no hace más que respetar la más estricta Tradición Masónica, pues hasta la misma masonería anglosajona estuvo dividida de 1753 a 1813 en dos Grandes Logias, la de los Antiguos y los Modernos, enfrentadas a causa de la descristianización llevada a cabo en los rituales por los Modernos, que acabaron imponiendo sus tesis, aunque conservando la exigencia de creer en un Dios revelado, base fundamental de la Masonería Regular internacional.

La exigencia de la condición de ser cristiano para poder pertenecer a la Masonería Rectificada, no es en absoluto excluyente. En nuestras Logias conviven fraternalmente católicos, cristiano-ortodoxos, cristiano-maronitas, anglicanos y protestantes, trabajando juntos fortificando lo que los une y suavizando lo que los separa.


RÉGIMEN ESCOCÉS Y RECTIFICADO EN LOS CONVENTOS DE LAS GALIAS DE 1778 Y WILHELMSBAD EN 1782

Gran Priorato Rectificado DHispania
Oriente de Barcelona
 © 2010 - diseño: nuestraweb.net - imágenes y contenido: GPRDH