La Logia TAU se separa del G.P.D.H.

Cuando ingresamos en la masonería, la mayoría lo hacemos esperanzados de encontrar en ella un lugar donde poder perfeccionarnos como seres humanos, cultivar la Virtud y encontrar la Luz que nos guíe. Tenemos la voluntad y el deseo de alcanzarla. Pero no debemos olvidar que somos seres humanos caídos, expulsados del Paraíso, y que estamos en un estado de imperfección.

Por ello la masonería cristiana en general, y la masonería rectificada en particular, consideran que este crecimiento personal se logra con la práctica de los rituales, el ejercicio de las virtudes cristianas y con la guía de quienes también las cultiven.

Cuando el miedo, el ego desproporcionado y la ambición personal descontrolada se apoderan del corazón de alguno, y los intereses laborales y universitarios, la traición, las maniobras fraudulentas y la cobardía se apropian de los de otros, los nuestros se llenan de decepción, tristeza y finalmente de rebeldía.

Más aún si aquellos corazones pudieran pertenecer a quiénes, por su alto cargo y antigüedad en la Orden, debieran haber dado ejemplo de humildad y tolerancia, capacidad y liderazgo, nobleza y autocrítica.

Se dice que la masonería también es una escuela de moral. Un lugar donde aprender a diferenciar el bien del mal, distinguir lo que está bien de lo que está mal. 

Es por ello que en el pasado mes de Julio del año 2010, el Venerable Maestro, el Pasado Venerable Maestro, el Hermano Secretario, el Hermano Segundo Vigilante (incluyendo aquí también a otros dos Pasados Venerables Maestros, y además al Respetable Diputado Maestro) y algunos otros Hermanos, deciden no continuar en el Gran Priorato de Hispania.

Siempre creeremos que un templo masónico, la Masonería Rectificada y más aún una Orden Caballeresca y Cristiana, deben constituir “un reducto de paz y de unión fraternal, un asilo para la virtud, así como un muro infranqueable para el vicio, al tiempo que un santuario de la verdad” para poder hallar en ellos, todos nosotros, la verdadera felicidad.

Lamentablemente,  ya no éramos felices en el G.P.D.H. 

Et Tenebrae Eam Non Comprehenderunt.

Quiera el Gran Arquitecto del Universo ayudarnos a que una amistad, ahora sí, perfecta y fraternal, dé fuerza a nuestra cadena de unión.

Así sea. 


Justa y Perfecta Logia TAU

Oriente de Barcelona

RÉGIMEN ESCOCÉS Y RECTIFICADO EN LOS CONVENTOS DE LAS GALIAS DE 1778 Y WILHELMSBAD EN 1782

Gran Priorato Rectificado DHispania
Oriente de Barcelona
 © 2010 - diseño: nuestraweb.net - imágenes y contenido: GPRDH